Restauración

La necesidad de restaurar un paso de Semana Santa o cualquier insignia es fundamental. En Andalucía, especialmente, gozamos de un patrimonio cultural y artístico muy rico. Con el paso del tiempo, el desgaste de las salidas procesionales y la exposición a las condiciones atmosféricas provocan un deterioro evidente en los canastos, respiraderos y otras partes del paso. 

Durante muchos años, el patrimonio de las diferentes cofradías se ha visto descuidado y desatendido. En los últimos tiempos, y cada vez más, la restauración ha cobrado especial importancia. Se trata de una labor que requiere destreza artística, cuidado y exhaustividad durante el procedimiento. Además de ser un trabajo que requiere de una enorme vocación, ya que requiere paciencia y tiempo. Sin embargo, aún habría que seguir concienciando a las hermandades de la trascendencia y necesidad de proteger el patrimonio artístico de la Semana Santa.

En nuestra aportación, como maestros orfebres, por conservar en perfectas condiciones estas reliquias, restauramos los pasos e insignias en baños de oro y plata. Hermandades como La Sagrada Cena de la capital hispalense ya han confiado su legado en nuestras manos. 

Los baños de oro y de plata son métodos empleados para depositar una fina capa de oro o plata sobre la superficie de otro metal, mediante procesos químicos o electroquímicos. Estos baños consisten en sumergir la pieza en una solución de sales y someterla a corrientes eléctricas. El tiempo de duración al que es expuesto el proceso determina el grosor de la capa de oro o plata. Para objetos de mayor envergadura solemos utilizar otros métodos clásicos de dorado que se basan en aplicar pan de oro sobre una superficie previamente preparada y según el tipo de dibujo preparatorio se puede cincelar el oro.

 

¡Cuidemos juntos el legado de nuestra Semana Santa!